ban_ta.pngban_tp.pngban_lobby.png

Municipio lanza permiso para que sector gastronómico use el espacio público

Apoyar al sector gastronómico, uno de los más golpeados por la pandemia, es el objetivo central de un permiso que el municipio lanzó para todos aquellos locales y restoranes- en una fase inicial, del barrio Parque Brasil-  interesados en instalar sillas, mesas y quitasoles en la vía pública, autorización que se podrá obtener- de manera sencilla y expedita- previa evaluación de un comité técnico de la casa consistorial.

“Indicar que tenemos la instrucción del Alcalde Wilson Díaz de trabajar en apoyo de la reactivación económica, en este caso de la gastronómica, estamos muy contentos, porque esto facilita y reactiva la economía en un sector tan golpeado como el mencionado, partimos en este punto (avenida Brasil), porque era el que estaba más avanzado en levantamiento topográfico, vamos a avanzar a otros lugares, esperamos que de aquí a uno o dos meses tengamos el levantamiento completo de toda la ciudad, permitiendo otras instalaciones, aportando al turismo, a la gastronomía”, indicó el Alcalde (s) Luis Caprioglio.

De esta forma, la autoridad enfatizó que la idea es apoyar, en el corto plazo, al cien por ciento de los locatarios de la ciudad que poseen patente vigente.

 

Locatarios

Heidemarie Seifert, presidenta de la Asociación Gremial Barrio Parque Brasil, agradeció la iniciativa. “Esta es una gran oportunidad donde todos podemos colaborar, ayudarnos, y seguir trabajando en conjunto para toda la comunidad, es uno de los objetivos poder salir adelante con nuestros locales, ya que esto nos ha perjudicado mucho, desde el estallido social estamos con dificultades, ahora con la pandemia imagínese la cantidad de locales que hemos tenido en cierre”.

A su vez, Jorge Paterakis, fundador del café San Juan, expresó que “estamos super agradecidos con la municipalidad que haya tenido la iniciativa bajo nuestros requerimientos de poder darnos esta posibilidad de trabajar, que es lo que queremos, hay varias familias detrás de nuestros colaboradores que han ido al aguante con nosotros durante estos últimos 13 meses, vemos con muy buenos ojos que la municipalidad nos abra esta posibilidad”.

Mauro Zarate, propietario de Donde Mauro, asegura que desde que se inició la pandemia sus ganancias se han visto golpeadas en al menos un 70%. “Realmente es una gota de agua que cayó sobre nosotros, porque estamos agobiados hace 13 meses, atrás de mi hay 13 o 14 personas que tengo que pagarles sueldo, el local es arrendado, pero gracias a la municipalidad nos dan la oportunidad”.